El implante coclear y su hijo

Ustedes son padres de un niño que es profundamente sordo. Han tomado la decisión de equiparlo con un implante coclear. Han invertido mucho tiempo en acudir al centro de implantes para realizarle evaluaciones, la cirugía y la estimulación inicial. Han establecido relaciones con doctores, audiólogos, terapeutas del lenguaje, psicólogos y educadores que le han ayudado a aprender sobre el implante de su hijo. La cirugía no cura la sordera ni hace que su hijo escuche inmediatamente. Sin embargo, la experiencia y el entrenamiento de los profesionales harán que su hijo logre el mayor beneficio de su implante coclear.

Su hijo es parte de un pequeño grupo de niños sordos que no obtuvieron el beneficio esperado de sus auxiliares auditivos después de un período de prueba. Tal vez tenía expectativas muy pobres de lo que podría lograr a través de la audición. Aunque es importante ser realistas, es emocionante poder esperar mejores respuestas ahora que su hijo cuenta con un implante coclear. Como padres, pueden facilitar el proceso de aprendizaje y tiene el papel más importante en ayudarlo a desarrollar al máximo sus habilidades auditivas. Es un nuevo comienzo para ustedes y su hijo.

Desarrollar una actitud positiva

Dependiendo de la edad y las oportunidades educativas de su hijo, tal vez sea el único niño en la escuela con un implante coclear. Tal vez sea el único niño en su vecindario con pérdida auditiva. Por lo tanto, es muy importante que su hijo se sienta confortable con su implante y desarrolle una actitud positiva en relación a él. Es más probable que esto suceda si siente el beneficio de tener un implante y si empieza a confiar en él para lograr comunicarse y aprender.

Ustedes son los encargados de modelar esta actitud positiva. Como padres, deben estar convencidos de que el implante beneficia a su hijo. Deben supervisar que lo utilice durante todo el tiempo que esté despierto y que siempre esté en óptimas condiciones. De esta manera, su hijo aprenderá a confiar en su implante como medio para recibir información auditiva.

También necesitan estar de acuerdo en el aspecto físico del implante. Es inevitable encontrar personas que hagan todo tipo de preguntas cuando vean el aparato en su hijo. Ustedes serán quienes eduquen a los demás: maestros, niñeras, abuelos y otras personas importantes en la vida de su hijo. Su actitud en relación al implante modelará la actitud de muchas otras personas.

Ustedes y el equipo educativo de su hijo pueden hacer que otros niños aprendan para qué sirve el implante. Es posible que le pidan que dé información a los compañeros de clase de su hijo sobre las pérdidas auditivas y los tipos de amplificación. Algunos audiólogos están dispuestos a prestar auxiliares auditivos para mostrarlos a la clase y el centro de implantes cocleares puede enviar información adicional.

Cambio de expectativas

Conforme desarrollen expectativas para su hijo, deben tener en mente que existen diferencias entre cada uno de los niños que tienen implantes. Qué tan rápido y qué tan apropiadamente utilice el implante su hijo depende de muchos factores como son: el nivel de la pérdida auditiva, el período de tiempo transcurrido entre el diagnóstico y el momento en el que su hijo recibió su implante y la etiología de la pérdida. Antes de que su hijo recibiera el implante, sus respuestas a los sonidos, especialmente las voces, seguramente eran mínimas. Probablemente fue necesario que utilizara métodos visuales para facilitar el desarrollo de su lenguaje.

Ahora su hijo deberá de ser capaz de detectar la voz. El uso de la audición se vuelve importante. Sus metas dependen en gran medida del apoyo que reciba en su casa y de su programa terapéutico. Entender las diferencias individuales y su interés son la clave para establecer y alcanzar nuevas metas.

Ambiente educativo

A pesar de las diferencias individuales, la mayoría de los niños con implantes cocleares pueden detectar todos los sonidos del lenguaje, siempre y cuando cuenten con adecuados mapeos. Sin embargo, es necesario desarrollar sus habilidades auditivas. Será mucho más fácil para él adquirir el lenguaje oral con la ayuda de profesionales especialmente entrenados.

Ellos pueden darle a su hijo entrenamiento auditivo personalizado con el fin de que aprenda a escuchar a través de su implante. Muchos maestros y terapeutas están recibiendo la capacitación necesaria para lograr este objetivo. No dude en preguntar a su equipo de profesionales sobre su entrenamiento y experiencia.

Un niño con implante coclear necesita estar en un ambiente educativo adecuado. En los Estados Unidos, el proceso para escoger la escuela correcta empieza con IFSP, siglas inglesas para un plan individualizado de servicios familiares o IEP, siglas inglesas por un plan educativo individualizado. Independientemente de la escuela en la que esté su hijo, es necesario establecer objetivos en el área de percepción auditiva para que su hijo pueda recibir el máximo beneficio de su implante coclear.

Existen muchos programas para desarrollar la percepción auditiva que pueden ser consultados por los maestros de su niño. Dichos programas recalcan la importancia de la audición y su papel en el desarrollo de nuevos aprendizajes. Los maestros pueden obtener información sobre estos materiales a través de Alexander Graham Bell Association cuya dirección se incluye al final de este documento. Pregunten a su equipo terapéutico sobre el tipo de programa que utilizarán con su hijo.

Muchos padres escogen el implante coclear para que sus hijos desarrollen el lenguaje oral y por lo tanto, es muy importante que el énfasis del ambiente educativo se dirija hacia esta meta. El programa terapéutico de su hijo deberá incluir objetivos específicos para desarrollar al máximo habilidades de percepción auditiva y por ende, el lenguaje oral.

Una gran cantidad de niños que usan implantes cocleares necesitan un tiempo de transición de un ambiente basado en la visión a uno basado en la audición. Esto es especialmente cierto para los niños de mayor edad que han dependido de la visión por varios años para comunicarse. Ustedes y su equipo terapéutico deben decidir cuáles son las mejores experiencias educativas para las necesidades específicas de su hijo.

EL DESARROLLO AUDITIVO CON EL IMPLANTE COCLEAR – HAGA DE SU HOGAR UN AMBIENTE QUE FOMENTE LA AUDICIÓN

Cuando su hijo comenzó a utilizar su implante coclear, conoció una nueva percepción del sonido. Ahora ustedes deben asumir la responsabilidad de ayudar a su hijo para que aprenda a escuchar. El desarrollo de su lenguaje mejorará como resultado de la mejoría en su percepción auditiva. Los pasos para desarrollar la percepción auditiva son los mismos para un niño con auxiliares auditivos y para uno con audición normal. Incluye la detección, la discriminación, la identificación y la comprensión. Si está inscrito en el Programa de Educación a Distancia para Padres de Niños Sordos de la Clínica John Tracy, encontrará las siguientes sugerencias a lo largo de las lecciones.

Detección

El primer paso en el desarrollo de la percepción auditiva, es la detección de sonido. Con el implante, su hijo está recibiendo información auditiva que es muy distinta a la que recibía con sus auxiliares auditivos. De ahí que la discriminación del sonido sea el primer paso. Tal vez ahora su hijo logre detectar sonidos que no le resultan familiares y es probable que todavía no responda a muchos sonidos nuevos de inmediato. Por tanto, deben llamar la atención de su hijo hacia la voz y los sonidos que hay a su alrededor. Esto tomará tiempo y práctica.

Tomen un minuto para pensar en todos los sonidos que hay en su propio hogar; por ejemplo: el teléfono, el timbre, el triturador de basura, el ruido de las ollas y los sartenes, por mencionar algunos. Fuera de su hogar hay: coches, aviones, perros ladrando y tormentas. Tal vez su hijo señale su oreja, deje de moverse y busque la fuente del sonido de manera espontánea. Sin embargo, es probable que su hijo escuche “algo” pero no tenga idea de dónde vino el sonido o qué lo produjo. Ustedes deben lograr que los sonidos tengan significado para su hijo mostrándole la fuente y hablando sobre ellos. Es importante señalar los sonidos aunque su hijo no haya respondido a ellos. Con la práctica necesaria, su hijo empezará a detectar e identificar los sonidos por su propia cuenta.

Con el implante coclear, su hijo debería escuchar las voces, incluyendo la suya propia, que es el sonido más importante en su mundo. Para determinar si está respondiendo a todas las frecuencias del lenguaje, es importante que utilicen la “Prueba de los seis sonidos de Ling” cada vez que le coloquen su implante. Para hacer la prueba, párense detrás de su hijo y digan cada sonido, uno a la vez, variando el intervalo de tiempo entre cada uno para que su hijo no responda a un “patrón”.

Los seis sonidos son:

A como en agua

U como en cuna

I como en niño

S como en sopa

Ch como en chango

M como en mami

Enséñenle a su hijo a responder a los seis sonidos, levantando su mano cada vez que los escuche o tratando de imitar el sonido. Deberá de ser capaz de responder a cada uno de los sonidos. Si no lo hace después de algún tiempo de práctica, es recomendable que revise el equipo. Hablen con su centro de implantes cocleares sobre cualquier duda relacionada con la detección de los seis sonidos de Ling.

Nuestro programa de Educación a Distancia incluye excelentes actividades para ayudar a su hijo a detectar los sonidos dentro de su propio hogar. Una de las actividades ofrecidas en nuestras lecciones es el juego “¡Despierta!” en el que su hijo debe responder a la palabra “¡Despierta!” y debe usar su propia voz para “despertar” a alguien.

Discriminación

El siguiente paso en el desarrollo de la percepción auditiva es la discriminación. Después de que su hijo sea capaz de detectar los sonidos, debe señalar la diferencia entre los sonidos con el apoyo de pistas visuales. Al principio, es recomendable utilizar dos o tres sonidos que sean muy distintos entre sí para que logre discriminarlos. Una de las primeras actividades podría ser que su hijo discrimine entre alguien tocando la puerta y alguien llamándolo.

Su hijo puede aprender a discriminar las voces en los tonos: medio para su mamá, grave para su papá y agudo para sus hermanos. “¿Quién te está llamando?”, “¿Es tu papá?”. Este tipo de actividades pueden ser muy divertidas.

También debe reconocer el tono de su propia voz y cómo puede variarlo y hacerlo más grave o más agudo. Pueden practicar utilizando juguetes: mientras vuela un avión puede hacer el sonido agudo “Wiiiiiiiiii” y al tiempo que empuja un camión puede hacer el sonido grave “Bruuuuuuum”.

Hay otras oportunidades para lograr que su hijo practique su habilidad de discriminar los sonidos. Pueden pedirle a su hijo que escoja entre varias cosas qué comer. Pregunten a su hijo: “¿Jugo?” (una palabra corta) o “¿Quieres que te sirva chocolate en tu taza?” (una oración larga). Hagan esto parados detrás de su hijo.

Cuando su hijo logre discriminar entre varios estímulos, debe ser capaz de repetir los seis sonidos de Ling adecuadamente. Cuando los pueda repetir, ustedes sabrán que su hijo no solamente puede escuchar todas las frecuencias del lenguaje, sino que sabe las diferencias que hay entre ellos. Recuerden, este proceso toma tiempo y práctica.

Identificación

El siguiente paso en el desarrollo de la percepción auditiva es la identificación. Una vez que su hijo detecte los sonidos y d i s c r i m i n e algunos de ellos, debe aprender a identificar los con base en pistas visuales. Un ejemplo es cuando su hijo señala el teléfono después de que sonó o cuando corre a la ventana porque escucha a un perro ladrando. En esta etapa, su hijo es capaz de identificar sonidos sin la necesidad de escoger entre unas cuantas opciones. Esto significa que puede reconocer un sonido en un contexto abierto.

Una de las palabras más importantes que su hijo  debe identificar es su propio nombre. Por eso es muy importante que la familia y los amigos lo utilicen con frecuencia. Por ejemplo, al jugar con un avión de juguete, pueden decir: “¡Qué avión tan grande tienes, Pepe!”, “Mira el avión de Pepe” o “Pepe tiene un avión muy grande”. Asegúrense de que todos en la familia utilicen el mismo nombre y no usen diferentes diminutivos o sobrenombres. En este ejemplo, todos deben llamar al niño “Pepe” y no “José” o “Pepito”.

Hay muchos juegos útiles para que su hijo aprenda a identificar los sonidos. Uno de los juegos descritos en la Sección Preescolar consiste en el uso de dos objetos distintos. Cuando ustedes sepan que el niño conoce el nombre de cada objeto a través de la audición (como un avión y una pelota), sólo utilizando su voz, digan a su hijo: “¿Dónde está el avión?” y esperen a que su hijo señale el objeto adecuado.

Comprensión

La última etapa del desarrollo de la percepción auditiva es la comprensión – entender lo que se escucha. En este nivel, su hijo es capaz de detectar un sonido, asociarlo con su fuente y darle significado. Por ejemplo, mientras juega, su hijo abre la puerta cuando alguien toca. O tal vez reconozca el sonido de su carro cuando lo estaciona. Su reacción es dejar de jugar y salir a recibirlo.

Otro ejemplo de la diferencia entre reconocimiento y compresión puede ser una variación del juego de la discriminación en la Lección Cinco. Cuando estén cocinando, ustedes pueden pedirle al niño que agarre una cuchara y asegúrense de que así sea. ¡Esto es reconocimiento! También, cuando le pidan una cuchara y él no sólo la toma, sino que comienza a utilizarla para revolver, entonces él ha registrado el más profundo significado de la comprensión.

La comprensión es el objetivo principal para su hijo. Al igual que en las etapas anteriores, para llegar a este nivel se necesita mucho tiempo y paciencia. Para empezar a comprender el lenguaje sólo con base en la audición, pueden pedirle a su hijo que responda preguntas sin darle ningún apoyo visual. Por ejemplo, pueden enseñarle una ilustración de un libro y decirle que hay un camión amarillo que va a llevar a los niños a la escuela. Después pueden preguntarle: “¿A dónde va el camión?”. Si comprende, podrá responder adecuadamente la pregunta.

Es muy importante que al tiempo que se desarrolla esta habilidad, su hijo logre integrar y generalizar la información que aprende en las clases a sus experiencias de la vida diaria. Cuando esto ocurra, tendrá una verdadera comprensión auditiva. Piensen en todas las actividades cotidianas y las conversaciones en las que su hijo podrá participar.

Recuerden una vez más que cada usuario de implante coclear desarrolla sus habilidades auditivas de diferente manera y en diferente tiempo. No olviden que escuchar con un implante es un proceso que comienza con la detección del sonido y continúa hasta que cada sonido tiene significado en la vida del niño. Por eso, es importante darse cuenta que el niño se beneficia de todo lo que le ocurre en el día. El desarrollo de la percepción auditiva no solamente incluye actividades que planea con anticipación, sino todas aquellas experiencias cotidianas en las que el niño participa. Lo importante es lograr que el proceso de aprender a escuchar sea divertido, exitoso y parte de la vida diaria de su hijo.

Cuidado y mantenimiento de su implante

Como hemos mencionado anteriormente, es crucial que su hijo utilice su implante durante todas las horas que esté despierto y que el equipo esté siempre en óptimas condiciones. Los padres y los maestros son los encargados de asegurarse que así sea. No es posible lograr un adecuado desarrollo del lenguaje y de la percepción auditiva si el equipo no está en condiciones óptimas de funcionamiento. Para que su hijo comprenda lo que escucha, debe recibir una señal estable de su implante. Por lo tanto, ustedes deben conocer el funcionamiento del implante y qué hacer en caso de detectar algún problema. Cada compañía de implantes cocleares obsequia folletos que contienen esta información. Para que su hijo se beneficie al máximo de su implante, ustedes deben ser capaz de revisar y cuidar adecuadamente el equipo.

Consejos para el cuidado adecuado del implante de su hijo

1. Antes de cambiar la pila o el cable, asegúrense de que el procesador está apagado y que su hijo no tiene puesta la antena.

2. En la noche, apaguen el procesador y guárdenlo en el estuche que recibió de la compañía de implantes.

3. Si vive en un lugar húmedo, es buena idea guardar el procesador, la antena y el retroauricular en un estuche con paquetes de silicón que absorban la humedad. Pueden conseguirlos con su compañía de implantes.

4. Utilicen su criterio cuando crean que no es conveniente que su hijo tenga el equipo puesto al realizar deportes o ciertos juegos.

5. Cuando llueva o participe en actividades donde su hijo tenga riesgo de mojarse, asegúrense de que utilice su impermeable y su paraguas.

6. Si el procesador se moja por alguna razón, apáguenlo de inmediato. Quiten la pila y dejen que se seque por completo antes de prenderlo nuevamente. No utilice una secadora de pelo ni ningún otro aparato para secar el equipo.

7. Protejan el equipo de golpes y caídas que puedan dañarlo. Si los componentes internos salen de su lugar, sólo pueden ser reparados por la compañía.

8. Si su hijo guarda su procesador en una bolsa, asegúrense de que la parte superior se cierre completamente para que el procesador no pueda caerse cuando su hijo se agache o mueva demasiado. Es recomendable que su hijo guarde su procesador debajo de su ropa para protegerlo aún más de los golpes.

9. Alejen el equipo del calor excesivo.

10. Cuando sea necesario, limpien el procesador con un trapo suave, seco o ligeramente mojado. Pueden limpiar alrededor de los botones y otras áreas difíciles con un cepillo de dientes viejo. No permitan que ningún líquido entre en el procesador.

11. Limpien los contactos de las pilas con alcohol isopropílico, del tipo que se utiliza para limpiar las cabezas de las caseteras.

12. Limpien el enchufe externo con un aerosol para remover el polvo. Pueden conseguirlo en la mayoría de las tiendas en la sección que vende equipos electrónicos.

PRECAUCIONES GENERALES

Descargas electrostáticas

Podemos sentir descargas de energía estática cuando hay poca humedad en el aire y tocamos ciertos objetos, sobre todo metálicos. Esta pequeña descarga tiene el poder de borrar el programa del procesador o dañar los componentes internos del implante. Para controlarlas: utilicen suavizantes de tela o antiestáticos en aerosol en la ropa, las alfombras y los asientos de los carros; quiten el procesador a su hijo antes de quitarle y ponerle el suéter; pongan tapetes antiestáticos debajo de la silla de la computadora y debajo del teclado y el ratón; quiten todas las partes externas del implante antes de que su hijo juegue con pelotas, resbaladillas y en trampolines de plástico.

Detectores de metal

El implante puede activar algunos detectores de metal, como los que encontramos en los aeropuertos. No olviden mostrar la tarjeta que identifica a su hijo como portador de un implante coclear. Los detectores de metal y los equipos antirrobo pueden crear un sonido desagradable percibido por los usuarios del implante. El ruido debe desaparecer cuando su hijo se aleje de la fuente que lo produce.

Viajes en avión

Las aerolíneas requieren que todos los equipos electrónicos se apaguen durante el despegue y el aterrizaje; esto incluye al procesador del implante coclear. Sin embargo, algunas compañías aéreas de Estados Unidos podrían permitir que el procesador siguiera prendido. Verifíquenlo con el personal de su línea aérea antes de abordar.

Resonancia magnética

Los usuarios de implantes cocleares no deben realizarse una resonancia magnética. Esta técnica utiliza campos magnéticos muy fuertes que pueden desmagnetizar las partes internas del implante. Si es absolutamente necesario utilizar una resonancia magnética, es recomendable retirar quirúrgicamente el imán interno y volverlo a colocar más adelante.

Traumatismos craneales

Un golpe fuerte en la cabeza, cerca del implante, puede dañar el componente interno. Por esta razón, se sugiere que los padres no permitan que sus hijos participen en deportes rudos de contacto. Deben discutir este tema con su equipo de profesionales, sobre todo si practican muchos deportes en su familia.

Teléfonos celulares

Algunos teléfonos celulares pueden hacer que el sonido que percibe su hijo se distorsione cuando se encuentra de uno a cuatro metros del teléfono. El problema se eliminará cuando su hijo se aleje del teléfono.

Comentario final

Es necesario darse cuenta que sin importar la edad de su hijo ni sus oportunidades educativas, pueden realizarse tareas de percepción auditiva que faciliten el desarrollo de la detección del sonido, la comprensión y producción del lenguaje. Ustedes pueden lograr que este proceso sea más sencillo si conocen cómo funciona el implante y trabajan al lado de las terapeutas, los maestros y los demás profesionales del equipo de implantes. Sin embargo, su papel más importante como padres es guiar el crecimiento y desarrollo de su hijo; disfrutando el tiempo que pasan juntos.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.